El Bitcoin: batiendo máximos históricos

Un breve repaso por estos días. Perspectivas y desarrollo.

¿Es realmente confiable? ¿Qué sucederá si los Bancos Centrales pretenden regularla? ¿Por qué sigue subiendo su precio a pesar de todos los rumores?

Por Lic. Gastón Fontaine


El Bitcoin, la criptomoneda más popular del mundo, viene batiendo máximos históricos contra todo pronostico. Hace no mucho tiempo, a mediados de Septiembre del 2017, su cotización parecía caer hasta desplomarse por completo, sin embargo las personas decidieron seguir apostando a su futuro, logrando así, que  aumente su demanda.

Empecemos desde el comienzo. ¿Qué es el Bitcoin? consiste en una red consensuada que permite un nuevo sistema de pago y una moneda completamente digital. Posee una autoridad descentralizada, no existe un Banco Central que lo emita, ni tampoco intermediarios. A su vez, permite realizar pagos de cualquier producto (siempre que la tienda lo acepte) y en cualquier parte del mundo. El número creciente de personas interesadas en esta moneda virtual fue incrementándose año a año, a tal punto, que su precio se multiplicó varios cientos de veces. Por ejemplo, un (1) Bitcoin (BTC, en adelante) en Septiembre del 2002 valía 0,26 U$D. Durante el año 2017, el BTC cotizó entre los U$D2,000 y U$D6,000 representando una de las mejores ganancias del año.

Luego, y quizás por los rumores de una posible baja de las monedas fuertes a nivel mundial como el dólar o euro, diversas personas e inversores comenzaron a comprarla cada vez en mayores cantidades, lo que hizo subir abruptamente su precio.

En un mundo tan interconectado, donde la globalización quizás esté en su etapa final,  es menester considerar todas las vías que representen mejores inversiones.  La situación con las monedas como el dólar, euro o peso argentino es compleja, ya que están atadas a la inflación. Esta se debe a la excesiva emisión monetaria perpetuada por los Bancos Centrales a fin de cumplir con sus obligaciones como lo son, deuda nacional, pago a proveedores, obra pública, sueldos públicos, jubilaciones, etc., en fin, a solventar el creciente Gasto Público. Los inversores conocen esta situación, y por lo tanto deciden resguardarse en inversiones más seguras, o que por lo menos, le otorguen mayor rentabilidad ante la inflación.

Por su parte, uno de los principales problemas que enfrenta el BTC hoy día, es que ha sido adquirida en mayor parte por especuladores, que buscan obtener ganancias rápidas debido a su tendencia alcista. Esto se ve reflejado sobre todo ante escenarios que representen una posible caída de su precio, como por ejemplo la situación que generó que países como China prohíban su circulación y los especuladores salieran a vender por temor del efecto contagio.

El otro problema que enfrenta el BTC es la amenaza de los Bancos Centrales y su intento de regularla. Y es muy probable que sea el único motivo que realmente pueda derribarla. La preocupación de estas entidades financieras radica en que el avance de estas criptomonedas representan una pérdida del control y supervisión del sistema de pagos, entre otras cosas.

Sin embargo, frente a todas estos pronósticos, el BTC sigue hacia adelante y subiendo cada día más. La razón pareciera ser evidente: el BTC representa una moneda libre de inflación y de los efectos generados por cambios de humor de los distintos gobiernos, circunstancias que no poseen las otras monedas nacionales e internacionales como el Euro por ejemplo. Por lo tanto, el BTC hoy por hoy se basa en estos dos elementos para seguir su tendencia alcista.

Creemos que su precio seguirá subiendo durante los próximos meses, con algunas correcciones obvias. No obstante, es aconsejable seguir al tanto su coyuntura internacional y sobre todo, el intento de las instituciones financieras por tratar de regularla. Finalmente, mientras el BTC se mantenga como una moneda libre, podemos esperar que evolucione favorablemente tanto su cotización como su aceptación como medio de pago alrededor de todo el mundo.


Cotización  BTC/USD